ALCANZAR LA MÁXIMA EFICIENCIA ENERGÉTICA

Nuevas normativas han irrumpido en el sector de la climatización dando lugar a un nuevo escenario en el que la eficiencia energética y el ecodiseño están adquiriendo nuevas posiciones.

Hablamos del Reglamento 206/2012 que desarrolla la Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, referente a los nuevos requisitos de diseño ecológico, que está en vigor desde el 1 de enero del 2013. Esta nueva directiva establece nuevos requisitos a los equipos de aire acondicionado, entre otros aparatos eléctricos, para reducir su impacto medioambiental y contribuir a un mayor ahorro energético.

También recientemente ha entrado en vigor el Reglamento 626/2011, que complementa la Directiva 2010/30/UE del Parlamento Europeo y del Consejo. Esta normativa establece un nuevo etiquetado energético a los equipos de climatización, con potencia igual o inferior a 12kw. El nuevo reglamento permitirá a los consumidores, comparar y tomar decisiones de compra en base a unos criterios de etiquetado homogéneos y más reales que los actuales. . Esto es posible ya que exige a los fabricantes que proporcionen información detallada sobre el rendimiento estacional (SEER) de los equipos que se ponen a la venta desde comienzos de este año.

Este nuevo sistema de medición del rendimiento, la Relación de Eficiencia Energética Estacional (SEER), ofrece una mayor precisión a la hora de medir la clasificación de eficiencia energética real de un sistema de climatización frente a la metodología que se utilizaba hasta ahora, “Eficiencia Nominal” (EER). La diferencia se encuentra en que el SEER toma como referencia distintas temperaturas a distintas cargas parciales ponderadas según el número de horas de uso para refrigeración y calefacción, reflejando el rendimiento real durante toda una estación. En cambio, en el caso de EER/COP, solo se tomaba una condición estándar de temperatura (35º para refrigeración y 7º para calefacción).

En consecuencia, todos estos cambios y nuevas normativas están motivando a todos los proveedores del sector de la climatización a iniciar una carrera para adelantarse a estas nuevas regulaciones y ofrecer la más alta eficiencia energética en sus equipos. Todo ello, va a suponer un empuje extraordinario a la innovación en el desarrollo de nuevas Bombas de Calor y equipos eficientes, sin olvidar el beneficio para el usuario, que contará con información más precisa a la hora de adquirir un equipo que consumirá menos a lo largo de su vida útil; y para el medio ambiente, puesto que las emisiones de CO2 se verán reducidas