El aire acondicionado por conductos

¿Qué sistema de equipo de aire acondicionado es el que debemos instalar? Esta es la pregunta que muchas personas se hacen a la hora de plantearse la compra de un sistema de climatización. El catálogo de modelos es muy variado. Solo habrá que ajustarse a las necesidades de cada uno para adquirir el más adecuado.

El primer paso que tenemos que hacer antes de comprar nuestro aire acondicionado es calcular el número de frigorías que son necesarias para climatizar la zona deseada. De esta manera, sabremos qué potencia requeriremos para que el rendimiento de nuestro equipo sea el más idóneo.

Uno de los sistemas de climatización más demandados del mercado es el aire acondicionado por conductos. La climatización por conductos es una de las configuraciones que ofrece en la actualidad un mejor rendimiento. Estos equipos pueden ir escondidos en el interior de los falsos techos (cuando estos existen), por lo que se reduce el espacio y el impacto visual es mucho más agradable. Especialmente en lo que se refiere a locales comerciales, negocios, oficinas, etc.

El aire acondicionado por conductos también nos reporta un considerable ahorro energético. Para enfriar o calentar nuestra casa solo tendremos un aparato funcionando, y no uno para cada habitación como suele ocurrir en otros sistemas. El hecho de contar con un solo aparato para toda la vivienda reduce también los posibles gastos en mantenimiento.

Los aires acondicionados por conductos permiten al usuario un mayor grado de zonificación. ¿Qué quiere decir esto? Este sistema posibilita adaptar en cada momento la temperatura de los lugares en los que se encuentre. Para llevar a cabo este control individualizado, tan solo será necesario instalar en cada una de las zonas un termostato que controle las rejillas de salida de aire de los conductos. Los termostatos serán los encargados de abrir o cerrar las rejillas para regular de manera automática el sistema. Un sistema al que también se le puede acoplar todo tipo de aplicaciones domóticas para una mayor personalización. Así se puede controlar aún más el gasto energético de la vivienda.

Bien es cierto que los aires acondicionados por conductos requieren de una inversión inicial más alta. Sin embargo, la eficiencia energética que producen permite amortizar dicha inversión. Sobre todo, con los equipos actuales, más modernos y sofisticados, capaces de alcanzar rendimientos superiores al 400%.

Además de este último aspecto, repercute evidentemente en la estética interior. Las zonas climatizadas no contarán con los clásicos equipos de aire acondicionado colocados en la pared o el techo. En este caso, solo habría dos rejillas, una de impulsión y otra de retorno del aire.