El sensor de movimiento en los aires acondicionados HITACHI, una innovación que ahorra en el consumo de aire acondicionado

Sensor de movimiento en los aires acondicionados HITACHI
La prestigiosa marca japonesa Hitachi incorpora modelos que incorporan sensores de movimiento capaces de regular su funcionamiento en función de la presencia humana.

El consumo en los sistemas de climatización para locales comerciales y oficinas es uno de los factores decisivos de compra debido a la potencia requerida y a la optimización de su uso atendiendo a las condiciones de cada instalación.

Aire acondicionado Hitachi, en su continua innovación en sistemas de climatización con tecnología propia, incorpora en su gama residencial y en su gama comercial modelos (mural, techo, cassette) que cuentan con sensor de movimiento. Dicho sensor logra optimizar el rendimiento del equipo ostensiblemente gracias a la detección de la presencia humana.

Su funcionamiento es sencillo y su aplicación es muy práctica. Por ejemplo: En una planta de oficinas con climatización en todos los despachos y salas, la unidad de la sala de reuniones no es necesario que funcione de modo continuo, sino sólo en los momentos de ocupación. Del mismo modo que al comienzo de la reunión todos buscarán encender la unidad para tener una temperatura confortable, al finalizar es probable que nadie recuerde apagarla, con el consiguiente gasto innecesario de energía y consumo eléctrico.

En los equipos de aire acondicionado para aplicaciones comerciales la unidad de climatización detectará la ausencia de actividad humana, apagando el dispositivo o reduciendo su actividad. Para mayor eficacia, el tiempo de detección es ajustable, evitando reinicios del equipo si la frecuencia de uso de la sala tiene cierta continuidad.

Otras aplicaciones interesantes para instalar aire acondicionado con sensor de movimiento son hoteles y restaurantes, donde la afluencia de público es muy variable según las horas del día, de manera que el propietario no debe estar pendiente de encender y apagar la climatización, pues ésta se ajustará a la actividad y ocupación de la sala de forma automática.